Seguro de contenido: ¿Qué debo asegurar?

segurea-tu-seguro-a-medida-seguro-de-contenido-0k

Aunque no es obligatorio por ley, contratar un seguro del hogar nos ayuda a cubrir los daños que pueda sufrir la vivienda por diferentes causas, como las averías, los robos, los temporales o los accidentes domésticos, entre otros. Sin embargo, poco se habla de lo que tenemos en el interior de ellas, que puede llegar a tener un valor muy elevado y que también es susceptible de ser asegurado. Si no lo sabías, hoy te contamos qué es el seguro de contenido del hogar y qué objetos son los que cubre. 

¿Qué es el seguro de contenido?

En primer lugar, el seguro de contenido es un tipo de póliza para personas propietarias de viviendas, condominios e inquilinos que se encarga de dar cobertura a los bienes personales que se encuentran en las casas aseguradas. De este modo, si nos viésemos afectados por algún temporal que causa daños en el interior de la vivienda, se produce un incendio o nos roban, nuestras pertenencias estarían protegidas y recibiríamos una compensación por las pérdidas. 

Entonces, si nos preguntamos qué es el contenido en un seguro de estas características, podríamos decir que se refiere a todas las posesiones que están dentro de una vivienda. Estas serían los aparatos electrónicos y electrodomésticos, el mobiliario, la ropa, joyas y hasta la comida. Pero dado que resulta muy complejo dar una cifra exacta del valor de todos estos bienes, por lo general se presta atención a aquellos que tienen un valor más alto. 

Si nos vamos a las cifras, de acuerdo con Idealista, en un año completo entre el 2020 y el 2021, se cubrieron en nuestro país alrededor de 225.000 siniestros por robo. Esto significa que las cifras son bastante superiores, puesto que no se tienen en cuenta las viviendas sin seguro o las pérdidas por otras causas. 

En cuanto a la media de lo que se recibe por el contenido del seguro del hogar, son unos 1.100€, dado que solo se cubre una parte de lo que realmente se podría llegar a asegurar. Eso sí, implicaría el importe de una prima superior; todo depende de cuáles sean nuestras prioridades. 

¿Qué cubre el contenido de un seguro de hogar?

Hemos visto a grandes rasgos los bienes que cubre el contenido de un seguro de hogar, pero si profundizamos más en ellos, prácticamente todos los objetos que se tienen en la vivienda son susceptibles de figurar en la póliza. Por ejemplo, desde las sábanas y las mantas hasta muebles como el sofá y los armarios y pasando por la decoración. 

Si volvemos a las estadísticas, para más del 35% de quienes apuestas por el seguro de contenido, las joyas son el bien más preciado a proteger. En segundo lugar, los dispositivos electrónicos como el portátil; tercero, las obras de arte y, cuarto, los artículos de deporte. 

No obstante, aquí es interesante hacer un apunte, ya que para las joyas y las obras de arte, hay que consultar las condiciones de cada compañía aseguradora. Aunque muchas pólizas del hogar las incluyen, lo habitual es que haya que hacer una declaración expresa que le permitirá disfrutar de una garantía adicional. 

Otras excepciones pueden ser los vehículos que se guardan en el garaje en la misma casa o edificio, el dinero en efectivo y las tarjetas y los animales de compañía. Por esta razón, lo ideal es identificar primero cuáles son los bienes que deseamos proteger y después consultar con distintas compañías para encontrar la póliza más adecuada. 

Otro aspecto a valorar es que en el seguro de contenido para inquilinos, solo es posible asegurar el contenido y no el continente. Este último hace referencia a la edificación; es decir, paredes, suelos, techos, ventanas, calefacción, etc. Pero aunque estos corren a cargo de quien ostenta la propiedad, sí que se pueden incluir las puertas y las ventanas, así como las reformas que se hayan realizado, puesto que estas pueden verse afectadas en un accidente doméstico. 

¿Cómo se calcula la prima?

El importe de la prima en el seguro de contenido va a depender del total de bienes que se hayan asegurado. Puesto que cuantos más sean, mayor será la cantidad a pagar, hay tomadores que optan por cubrir únicamente los más preciados. 

Pero el importe en sí mismo de los bienes no es el único aspecto que se tiene en cuenta para realizar el cálculo de la póliza, porque también se mira el tipo de vivienda, la ubicación o el uso, entre otros. ¿Por qué? Pues porque el riesgo no será el mismo en un piso de un edificio donde siempre habrá movimiento de gente que en una casa aislada y que solo se utiliza una parte del año, o en una vivienda que ha sido reformada recientemente que otra cuyas instalaciones son antiguas. 

Dicho de otro modo, importa tanto el valor como el riesgo a que les pueda pasar algo. Así mismo, en el momento de recibir una indemnización, también se verificará que el valor real en el momento del siniestro se corresponde con el declarado. Si estos no coinciden, no se cobrará aquella en su totalidad, sino la parte proporcional por la diferencia. 

Si quieres proteger los bienes que tienes en casa, pero no tienes claro cuáles debes incluir o cómo calcular el valor de los mismos, te invitamos a rellenar nuestro formulario con tus dudas y datos de contacto y desde Segurea te contactaremos para darte una respuesta. 

    Llama al 603 421 179 o rellena nuestro formulario

    Introduce los caracteres de seguridad:

    captcha

    Dejar un comentario