Todo sobre las pensiones no contributivas

segurea-tu-seguro-a-medida-pensiones-no-contributivas

Las jubilaciones están ocupando un importante espacio en nuestros pensamientos, sobre todo cuando alguien se encuentra cerca de poder cobrar su jubilación correspondiente. 

Aunque el plan de pensiones es una de las opciones más contratadas, y cada vez más por jóvenes, también existe otro tipo de prestaciones, las pensiones no contributivas. A continuación vamos a explicar qué son y cómo se pueden solicitar: 

¿Qué son las pensiones no contributivas? 

Para cobrar la jubilación es necesario alcanzar el mínimo de 15 años, al menos para llegar al requisito mínimo, pero existe una subvención que te ayuda a poder cobrar la jubilación si no has podido cotizar el mínimo de 15 años. Esa subvención se llama Pensión no contributiva.  

Es una herramienta del Estado Español para garantizar el bienestar de la población conforme avanza la edad para tener derecho a la jubilación. 

¿En qué se diferencia una pensión contributiva de una pensión no contributiva?

La principal diferencia entre estas dos modalidades de pensión, es que la pensión contributiva exige un mínimo de años cotizados en la Seguridad Social, ya sea como trabajador por cuenta ajena, como autónomo o empresario. Mientras que la pensión no contributiva no exige ningún mínimo de años de cotización. 

¿Cuáles son los requisitos de las pensiones no contributivas?

Es necesario distinguir los dos tipos de pensiones no contributivas: 

  • Pensiones de invalidez no contributivas
  • Pensiones no contributivas por jubilación

Según si se desea acceder a una u otra de las pensiones no contributivas, deberás estar informado sobre los requisitos necesarios para poder disfrutar de la pensión no contributiva. 

REQUISITO COMÚN EN AMBAS PENSIONES NO CONTRIBUTIVAS

Aunque a continuación vamos a explicar cuáles son los requisitos de cada una de estas pensiones no contributivas, primero destacamos que en ambos casos se establece un máximo de renta anual. 

En caso de no contar con los ingresos mínimos estipulados, se podrá optar a estas pensiones, pero estos ingresos mínimos variarán según el año. En el año 2020 el ingreso mínimo establecido es de 5.538,40€ al año y en el año 2020 está fijado en 5.639,20€. Puedes consultar más información sobre sus variaciones en la web oficial del IMSERSO.

El importe se considerará en caso de que la unidad familiar esté formada por una única persona, en caso que existan más personas en esta unidad familiar, las cantidades aumentan según lo anunciado en las listas oficiales. 

En el año 2021 el IMSERSO ha publicado el importe máximo y mínimo. La mínima es de 100,70€ al mes, mientras que la máxima es de 402,80€, así se establecen los rangos para optar a esta pensión. 

Pensión de invalidez no contributiva

El rango de edad para poder recibir la pensión de invalidez no contributiva, es de entre los 18 y 65 años y haber residido en territorio español al menos 5 años, siendo obligatoria la residencia de 2 de ellos de forma ininterrumpida y consecutiva. 

Con respecto al porcentaje de minusvalía, debe tener reconocido como mínimo un 65%. 

Esta subvención es completamente compatible con cualquier actividad laboral que pueda llevarse a cabo con su discapacidad, siempre y cuando no suponga un cambio de las capacidades y no llegue a un límite combinado (entre la pensión y el trabajo) de 11.992,43€. En caso de superarse el límite marcado, la pensión no contributiva de invalidez se verá reducida hasta dejarla en dicho umbral. 

Pensión no contributiva de jubilación

La edad es uno de los requisitos más fundamentales para poder optar a esta pensión. Es necesario que el solicitante haya cumplido ya los 65 años o más y que al menos 10 años a partir de los 16, los haya pasado como residente en territorio español. 

¿Cómo puedes solicitar una pensión no contributiva?

  1. Solicita una cita previa o visita las oficinas de los distintos servicios sociales de la Comunidad Autónoma que te interese, en la oficinal de la Seguridad Social o en el IMSERSO. 
  2. Los formularios que debes rellenar los puedes descargar directamente desde internet o solicitar los impresos por correo. 
  3. Rellena el formulario de solicitud y recopila toda la documentación que se solicite para poder demostrar tu situación actual. 
  4. En caso de existir algún tipo de cambio en la situación que pueda afectar a la pensión no contributiva, deberás comunicarlo en el mismo momento en que seas informado. 

Las pensiones no contributivas se revisarán todos los años para actualizar los importes

No es necesario ningún tipo de tramitación ni documentación adicional de forma anual, sino que será la propia administración la encargada de revisar estas solicitudes para garantizar que se cumplan de forma estricta y que los beneficiarios mantengan las mismas condiciones mínimas que se exigen en el momento de su concesión. 

Cambio importante en las pensiones en el 2021

En enero de este 2021, la edad de jubilación ya ha pasado a los 66 años para todos los contribuyentes que no alcancen los 37 años y 3 meses de cotización a la seguridad Social. 

Con esto se quiere llegar al aumento progresivo de la edad de jubilación y que en 2027 la edad de jubilación sea a los 67 años. 

    Llama al 603 421 179 o rellena nuestro formulario





    Introduce los caracteres de seguridad:

    captcha

    Dejar un comentario