fbpx
Elegir un plan de pensiones

A día de hoy todo el mundo está muy asustado por la solvencia de los fondos para las pensiones y por esta razón cada vez más la gente recurre a la contratación de un plan de pensiones. Pero no todos los planes son adecuados para las mismas personas. Es imprescindible estudiar todas las opciones y leer detenidamente cuales son las coberturas, los plazos entre otras muchas características para poder elegir un plan de pensiones adecuado para ti.

A continuación se detallan unos consejos útiles para poder elegir tu plan de pensiones correctamente:

  • Hacer una previsión del nivel de necesidad. Tienes que tener en cuenta que en el plan de pensiones hay una parte proporcional de tu sueldo que no llegará a tu cuenta, sino que irá directamente al plan de pensiones y este dinero no podrá ser retirado cuando quieras, sino que tienen que pasar una serie de requisitos para poder retirarlo. El asesoramiento de la mano de un profesional es imprescindible para que te recomiende cual es la cantidad que podrás aportar mensualmente y durante cuánto tiempo. En Segurea, tu seguro a medida te informamos y recomendamos elegir un plan de pensiones según tu caso, porque tu tranquilidad y tu confianza en nuestra mayor preocupación. 
  • Estudiar el tipo plan de pensiones que más te interesa. En Segurea puedes distribuir  tu presupuesto en 3 posibles planes para diversificar tu inversión. Las opciones son:  plan de pensiones universal de renta fija, plan de pensiones universal de renta fija mixta y plan de pensiones universal variable. Los expertos siempre recomiendan utilizar una variedad en la contratación de los planes de pensiones para reducir el riesgo y conseguir un mejor rendimiento.  
  • Mira los riesgos de la contratación en base a tu edad. La edad es importante por la cercanía a utilizar el plan de pensiones. Puedes asumir más riesgos si tienes la certeza de que vas a utilizar el plan de pensiones dentro de 30 años a los que asumirías si lo vas a necesitar en 10. ¿Y porque interesa contratar un plan con un mayor riesgo? Por el interés que te reporta, a mayor riesgo mayor beneficio. 
  • Intenta que los pagos sean periódicos. Aunque parezca mentira el reporte mensual frente al reporte puntual (que además suele ser a finales de año para poder desgravarse de hacienda) puede hacer que aumente tu rentabilidad anual hasta en un 2% a largo plazo. 
  • Se constante y regular en tus aportaciones tanto por la fecha de alta como por la cantidad desembolsada al mes, no es lo mismo aportar 100€ al mes durante 30 años que tener que aportar 200€ al mes durante 10. La rentabilidad, la cantidad total y el esfuerzo económico mensual no va a ser el mismo.  
  • No dejes que tu decisión esté influida por los regalos que te puedan hacer a cambio de tener tu dinero durante un largo período de tiempo inmovilizado. Seguramente ese dinero no lo necesites pero quizá si te interese mirar más opciones entre las que ofrecen otras compañías que tengan un rendimiento superior. Mira siempre aunque ya tengas contratado el plan de pensiones y elige un plan con consciencia en base a tus necesidades y a tus expectativas. 
  • Aporta dinero al plan de pensiones según tus posibilidades. Los expertos recomiendan emplear la regla del 50/30/20/10 como una división del destino de tus gastos sobre tus ingresos. Un 50% de tus ingresos como máximo estaría destinado a tus gastos básicos, como puede ser el alquiler, la comida, la luz, los recibos del teléfono… Un 30% a los gastos personales, un 20% destinado completamente al ahorro y un 10% a los planes de pensiones. Aunque no siempre es posible seguir esta regla porque pueden darse situaciones inesperadas que son imposible proveerlas y nos alteren la regla de los 50/30/20/10. Pero siempre que sea posible habrá que seguirla o compensarla para tener una constancia de aportación. 

Al final el plan de pensiones es como una hucha grande y constante que está pensada para aportar un apoyo a tu jubilación, tanto si es para compensar tu jubilación por tu trabajo, como si es para que solo sea esta aportación con la que cuentes para poder vivir. 

No es una decisión que se tenga que tomar a la ligera porque falten muchos años para poder disfrutarla y tampoco hay que dar de alta un plan de pensiones y abandonarlo ahí, sino que si has decidido contratarlo hay que ser constante y consciente del esfuerzo económico que supone y seguirlo para que finalmente dé sus frutos. 

La situación actual y los miedos que los habitantes de España tienen sobre cómo estará el fondo de los planes de pensiones cuando los que ahora tienen 20 años vayan a usarlo, o incluso los de 40 años, da pie a que las entidades encargadas de los planes de pensiones se aprovechen de la preocupación y la urgencia de la contratación y no expliquen con exactitud todas las ventajas ni todos los matices de la contratación. 

Si no estás seguro de lo que estás contratando no lo hagas, acude siempre a un profesional las veces que sea necesario y asegúrate que lo que estás contratando es lo mejor para ti. 

Nuestra gran ventaja es la experiencia en el sector, podemos asesorarte sin ningún tipo de compromiso con la total confianza que queremos lo mejor para tí y para tu futuro. Consulta en Segurea los tipos de planes de pensiones que podemos ofrecerte y puedes solicitarnos más información si te surgen más dudas. 

© 2019 Segurea - Todos los derechos reservados by Comonline