¿Quién cubre los daños provocados por nieve?

segurea_tu_seguro_a_medida_daños_por_nieve

La reciente tormenta Filomena ha dejado tras de sí una gran cantidad de nevadas en lugares que hacía años que no veía la nieve entre sus calles. Pero no solo la nevada en Madrid ha sido lo más destacado de esta tormenta, sino también la cantidad de nieve que ha ido dejando en otros puntos de la península y que ha obligado a sus habitantes a echar el cerrojo de casa y permanecer en el interior. 

Sin duda esta tormenta ha dejado unas imágenes dignas de una estampa navideña, pero también ha dejado una gran cantidad de dudas sobre las coberturas de los daños en caso de nevadas. 

Hemos podido comprobar que en España no estamos preparados para una situación climatológica como la vivida, y se han disparado los accidentes en carreteras, las tuberías congeladas, las terrazas y balcones llenos de nieve, los árboles caídos por el peso de la nieve, etc. 

Nuestras casas han sufrido algunos desperfectos a causa de la nieve y ¿quién cubre estos daños?

Vamos a nombrar posibles daños a causa de las nevadas y a explicar que pasaría en cada caso. Te podría servir de ayuda y de asesoramiento en caso de que te vieras envuelto en una situación similar. 

Es importante destacar que las nevadas, a no ser que sean descontroladas y con unos daños muy graves, no están catalogadas como fenómeno climatológico, como si lo están las lluvias torrenciales. Esto es esencial saberlo porque así sabemos que cualquier daño provocado por la lluvia es como un daño provocado por un tercero, por lo que podrías utilizar tu seguro sin ningún problema. Siempre es recomendable leer las cláusulas de tu seguro para conocer cuáles son los límites de tu póliza. 

Caída en el hielo

Cuando empiezan a caer los primeros copos de nieve se forma una masa esponjosa que poco a poco va ganando centímetros y no parece en absoluto peligroso. Pero el momento clave es cuando caen las temperaturas a grados negativos y la nieve ya no es mullida, sino que es un gran bloque de hielo, que no solo es prácticamente imposible retirar de entradas a casas, de árboles o de terrazas, sino que también es tremendamente complicado que una persona se desplace de un punto a otro sin poner en peligro su equilibrio. 

Aunque el calzado es uno de los elementos más importantes para garantizar tu seguridad y evitar cualquier caída, no todo el mundo puede permitirse un calzado específico para la nieve, por lo que en muchos casos salir a la calle implica una gran probabilidad de caída sobre el hielo y también un gran daño. 

El seguro de salud nos atendería como viene siendo habitual sin tener en cuenta la causa del accidente o de la herida. 

Accidente de coche

Aunque tras el aviso del temporal recomendaron no utilizar el coche ni desplazarse, hay situaciones en las que no puedes evitar utilizar el vehículo y desplazarse. Lo que a priori iba a ser una nevada con corrientes frías y bajas temperaturas, ha acabado siendo un temporal con mucha nieve y unos bloques de hielo en la carretera importantes que han provocado accidentes, retenciones, carreteras cortadas, etc. Los dispositivos de prevención no han dado a basto y muchos han sido los conductores que tras verse atrapados en mitad de carreteras cortadas, han decidido dejar el vehículo abandonado en la calzada y marcharse andando a casa. 

El abandono de los coches en la calzada ha sido una de las partes divertidas, seguro que a los dueños no les parece tanto, que nos ha dejado este temporal, pero tras de sí también ha dejado accidentes de coches a causa del hielo. 

Tener un accidente de coche a causa del hielo sigue siendo como un accidente por terceros, solo que en este caso no tienes un tercero al que reclamarle. En caso que tengas el coche a todo riesgo o a todo riesgo con franquicia, contacta con tu mediador de seguros o con tu compañía para dar parte sobre el accidente y así tramitar la peritación y posterior reparación. En caso que tengas el coche a terceros, es probable que los daños no queden cubiertos por tu compañía de seguros y tengas que ser tú quien abone el precio de la reparación. 

Daño en el hogar por el peso de la nieve

En muchos casos las bajas temperaturas han provocado congelaciones en las tuberías de agua, y además del  tremendo malestar de no tener agua corriente en casa, también puede acarrear terribles problemas en dichas tuberías, e incluso puedes provocarle daños a un tercero. 

Además de las tuberías, la nieve no ha tenido barrera en el momento de vestir de blanco cualquier zona de exterior no cubierta, y esto, aunque parezca una estampa digna de recordar, también puede provocar daños y desperfectos, sobre todo en balcones y terrazas con viviendas debajo, pues la nieve cuando se convierte en hielo pesa y la zona puede desprenderse. ¿Qué podemos hacer en estos casos? Es importante que el primer paso que des sea para retirar la manta de nieve de la zona, intenta que quede lo mínimo posible, ya sea con una escoba o con una pala, así evitarás que pese la superficie y que cuando se convierta en hielo no pese más de lo que la terraza o balcón puede soportar. 

En caso de que hayas sufrido algún daño, tendrás que revisar tu póliza de hogar y comprobar cuáles son tus coberturas, las habituales son la de incendios y responsabilidad civil. A partir de estas cada usuario contrata aquello que necesita en cada caso. 

Al contrario de lo que sucede con el seguro de coche, el de hogar no es obligatorio, por lo que en muchos casos los daños no pueden ser reparados ni contemplados por un seguro de hogar y cualquier desperfecto que la nieve te haya provocado o que tu hayas provocado a un tercero por la nieve, tendrás que pagarlo de tu propio bolsillo. 


Aunque la previsión es que la tormenta vaya remitiendo y no cause daños mayores, la posibilidad de que se convierta en una catástrofe y las compañías deriven sus indemnizaciones al consorcio de compensación de seguros están a la orden del día. 

Desde Segurea te recomendamos que si te has visto envuelto en daños por nieve, contactes con tu mediador de seguros para que te asesore sobre los pasos pertinentes que debes tomar para declarar el siniestro. Si necesitas más información o asesoramiento sobre tu caso particular, puedes contactar con nosotros sin ningún compromiso con los datos de tu póliza para que miremos y estudiemos tu caso para informarte sobre la situación en la que estás envuelto y como puedes reclamar tu correspondiente indemnización. 

Es momento de ser prudentes y responsables y no lanzarnos a la calle como si la nieve no fuera peligrosa. La situación ha empujado a los habitantes de las ciudades más afectadas a salir a la calle y disfrutar del paisaje, pero recomendamos encarecidamente tomar las medidas de seguridad pertinentes y evitar el uso del vehículo sin cadenas o con cadenas, siempre que sea posible. 

    Llama al 603 421 179 o rellena nuestro formulario





    Introduce los caracteres de seguridad:

    captcha

    Entradas relacionadas

    Dejar un comentario