Qué tener en cuenta a la hora de comprar caravanas de segunda mano

segurea-tu-seguro-a-medida-que-tener-en-cuenta-al-comprar-caravanas-de-segunda-mano

Si te gusta viajar y descubrir nuevos parajes, pero además estar a tu aire y ahorrarte el desembolso de buscar alojamiento en cada destino, las caravanas de segunda mano pueden ser la solución que necesitas. ¿Sabes qué aspectos debes valorar antes de comprar una? ¡Aquí tienes todas las respuestas!

Aspectos a valorar en las caravanas de segunda mano

Las caravanas son un tipo de vehículo de remolque cerrado que se asemejan a una vivienda, con la diferencia de que pueden transportarse con un elemento tractor, como sería un coche. En su interior cuentan con todo lo necesario para vivir, de ahí que su uso sea habitualmente para salir de viaje. 

Al situarse en un punto intermedio entre un vehículo y una vivienda, a la hora de comprar una caravana de segunda mano son múltiples los aspectos a valorar. Algunos de ellos se asemejan a los que se mirarían en una vivienda, como las humedades o el estado de las instalaciones, mientras que otros están más cerca de la compra de un coche. 

Si te interesan las caravanas de segunda mano, a continuación te dejamos lo que debes tener en cuenta para que tu compra sea segura. 

  • Queda con la persona vendedora

Tanto si vas a comprar la caravana a un particular como si se trata de una tienda especializada, es imprescindible verificar su estado en persona y hacer todas las preguntas y dudas que puedan surgir. Incluso si se encuentra en perfectas condiciones, siempre hay algún dato que no se pone en la descripción y que te interesa conocer porque puede afectar a tu decisión final. 

Conocer al vendedor en persona te dará más información sobre los motivos por los que se vende y podrás verificar todo lo que te dicen. Además, tendrás que conducir con ella para valorar su estado tanto en parada como en movimiento. 

  • Verifica la estructura interior

Al revisar el interior de la caravana, debes pensar que estás viendo una casa para posible compra. ¿Qué es lo que verificarías? Pues las paredes, el techo y el suelo, en busca de desperfectos que haya que arreglar. 

Para las ventanas y la puerta, revisa que abren y cierran correctamente y que las gomas están en buen estado. Si ha estado a la intemperie, es posible que estén dañadas por el sol o el mar. Y para el mobiliario, comprueba todos los armarios y los electrodomésticos, tanto lo que ves como lo que no está tan a la vista. 

  • Enciende los electrodomésticos

Recuerda que para poder revisar en profundidad las caravanas de segunda mano que veas, necesitarás disponer de corriente. De lo contrario, no sabrás si los electrodomésticos funcionan como se espera o si hay fallos en la instalación eléctrica. 

Nuestro consejo es que enciendas todas las luces y electrodomésticos que traiga, y en el caso del horno y la cocinilla o la nevera, que des tiempo para comprobar que calientan y enfrían, respectivamente. Tampoco pases por alto las tomas eléctricas y las distintas ranuras. Lo mejor es llevarse un secador o una estufa eléctrica; al tener una potencia mayor que un móvil o un portátil, te permitirán saber si la instalación lo soporta. Aprovecha para conectarlos todos a la vez y así conocer los amperios de cada enchufe. 

 

Si la instalación es de gas, haz las mismas comprobaciones. Para las fugas, se recomienda utilizar jabón en las juntas y aquellas zonas en las que pueda haber fisuras. Si salen burbujas, es que el gas se está saliendo. 

  • Repite el proceso con el chasis

Verificado el interior, toca revisar el exterior con la misma cautela, tal y como harías antes de comprar un coche. Comprueba los paneles y si hay fisuras, la presencia de golpes o arañazos, el estado del aislante inferior, los enchufes que tenga fuera, las ventanas y la puerta, la antigüedad y el desgaste de las ruedas, las luces, los frenos y el estabilizador, el eje y el enganche, etc. 

Para este último, siempre viene bien acudir con el vehículo con el que se usarán las caravanas de segunda mano. Si no tienes pensado circular con ella, sino que la dejarás en un punto fijo, este aspecto puedes pasarlo por alto. 

  • Comprueba la documentación

Si la caravana que te gustaría comprar no supera los 750 kg, no será necesario matricularla ni pasar la ITV. Si está por encima, tendrás que verificar que todo está en orden como harías con un coche. 

De cara a la compraventa, lo que necesitarás son los DNI vigentes de ambas partes, la ficha técnica y la ITV en vigor si procede, el permiso de circulación, el pago del impuesto de circulación y el contrato de compraventa firmado. 

  • Contrata un seguro para caravanas

Una vez que te hayas decidido por una y procedas con la compra, llega el momento de proteger tu propiedad con los seguros de caravanas. A la hora de elegir uno, debes tener en cuenta el peso, ya que el seguro para una caravana de más de 750 kg es obligatorio. Si está por debajo de esta cifra, estará cubierta por el seguro del coche que la remolque. 

En cualquier caso, y de cara a disfrutar de una protección completa, se recomienda apostar por los seguros para caravanas específicos. Estos te ofrecen mayores ventajas que el del coche, ya que protege al vehículo, a todos los miembros de la familia y hasta a los animales domésticos. Además, las coberturas son más completas y específicas. De este modo, podrás tener tranquilidad tanto si te desplazas como si no. 

Si quieres conocer cuánto vale el seguro de una caravana y todas las coberturas que incluye para la tuya en particular, contacta con Segurea y te asesoraremos. ¡Todos nuestros seguros son personalizados!

    Llama al 603 421 179 o rellena nuestro formulario





    Introduce los caracteres de seguridad:

    captcha

    Entradas relacionadas

    Dejar un comentario