7 consejos para comprar un dron

segurea-tu-seguro-a-medida-consejos-para-comprar-un-dron

Estos artefactos de pequeño tamaño se han puesto de moda. Sin embargo, tanto si lo deseas para uso recreativo como profesional, hay una serie de aspectos que debes tener en cuenta antes de comprar un dron. En este artículo te dejamos algunos consejos para que aciertes a la primera. 

Qué factores valorar al comprar un dron

Puesto que la demanda aumenta, la variedad de drones que podemos encontrar en el mercado también se está incrementando. Una buena noticia para los amantes de estas aeronaves, pero al mismo tiempo una complicación si te estás iniciando y aún no tienes claros ni las diferencias ni los distintos tipos que hay. 

Por otra parte, y tal como veremos, estas aeronaves tienen su propia normativa, así que debes conocerla antes de decantarte por una y hacer uso de ella. Con esto claro, ¡aquí te dejamos nuestros consejos para comprar un drone!

Menos es más

Si es tu primera adquisición, te recomendamos que empieces por algo sencillo, tanto en lo que se refiere a sus características como al precio. Ten en cuenta que puede llevarte práctica aprender a manejarlo, y es probable que no quieras que acabe accidentado tras dos veces de uso. Te garantizamos que la sensación no será la misma si invertiste 50€ que si pusiste 700€. 

No obstante, la protección de tu dron siempre es conveniente, de ahí que exista un seguro para drones de uso recreativo. No tanto por él en sí mismo, sino porque ofrece cobertura por los daños a personas y cosas o los perjuicios económicos que se deriven de los anteriores, los daños involuntarios a terceros por acciones relacionadas directamente con las aeronaves, la defensa y reclamación de daños y la cobertura en el territorio español.    

Una vez que tengas conocimientos y te aventures con modelos más complejos, si además lo tienes asegurado, podrás disfrutar de él sin preocupaciones. 

Verifica la normativa

Si deseas comprar un dron porque te llaman la atención, pero desconoces que existe una normativa al respecto, es buen momento para que la consultes. En nuestro país, está completamente prohibido volar drones en los espacios urbanos, así que si tu idea era utilizarlo cerca de tu vivienda, podrías enfrentarte a una multa considerable. 

Por el contrario, si persigues un uso comercial, la legislación establece que se esté en posesión de una serie de permisos y licencias de pilotaje. Además, estos pueden utilizarse fuera de las áreas que están limitadas para el uso anterior. 

Con o sin montaje

Lo habitual es que los drones vengan montados, por lo menos los de gama baja y media. Corresponden a la categoría de Ready To Fly o RTF, y tanto las piezas como los accesorios están listos para su uso inmediato. 

Sin embargo, no todos vienen así. La segunda categoría son los Bind And Fly (BNF), y que viene a significar que tienes que enlazarlo con un mando para volar. Al no incluirlo, es una buena opción si ya tenías uno y no quieres comprar otro. Lo que aquí debes valor es la compatibilidad entre ambos. 

La tercera categoría es la de aquellos que están casi listos para volar (Almost Ready to Fly O ARF). Al no estar montados, es imprescindible tener conocimientos técnicos, ya que también existe la opción de personalizarlos. 

Calidad de la cámara

Otro factor destacado a la hora de conocer cómo elegir un buen drone es el tipo de cámara que trae y, de nuevo, cuál es tu finalidad. Si lo que deseas es poder realizar fotografías y vídeos de calidad, ya sabes a qué tienes que prestar atención. Hay modelos que traen cámaras integradas y que graban en varias resoluciones, como 4K. También puedes decantarte por los que dan la opción de montar una cámara propia. 

Mantenimiento y repuestos para tu dron

Un factor que no se suele tener en cuenta a la hora de pensar en qué dron comprar es el mantenimiento que requerirá y la facilidad para conseguir repuestos cuando las piezas fallen o se rompan. Las que más me suelen estropearse cuando estamos cogiendo práctica en el vuelo son las hélices, los soportes, las baterías y los rotores. 

En Internet es posible conseguir drones procedentes de cualquier país, pero el ahorro en el precio, puedes pagarlo en la dificultad para encontrar repuestos. Conocer dónde está el servicio técnico también te vendrá bien. 

Con esto dicho, tampoco está de más que intentes proteger tu aeronave de golpes. Para reducir los riesgos, mantenlo limpio, revísalo antes de usarlo, guárdalo en un espacio seco y con temperatura agradable y no sobrecargues la batería. 

Prestaciones añadidas

El último de nuestros consejos sobre cómo comprar un dron está dedicado a las prestaciones añadidas que puedes encontrar en estos artefactos. Debido al avance constante de la tecnología y del interés de los consumidores en ellos, las funcionalidades no dejan de aparecer. Por ejemplo, el control automático de altura, que mantiene a tu dron a una estable sin que tengas que hacer nada, la automatización de despegues y aterrizajes o el retorno automático, que impide que perdamos de vista al dron. 

Baterías

El tiempo que podrás utilizar tu dron también puede ser determinante para tu compra. Si buscas un drone con mucha autonomía, tendrás que irte por aquellos especializados, como los AeroHyb, ya que la mayoría de drones tienen una duración de unos 15 minutos. La parte buena es que a estos puedes cambiarles la batería por otras extras. 

Estas son las principales características que debes valorar al comprar un dron. Y recuerda que si quieres protegerlo con un seguro de drones, en Segurea te ofrecemos las mejores condiciones. 

    Llama al 603 421 179 o rellena nuestro formulario





    Introduce los caracteres de seguridad:

    captcha

    Entradas relacionadas

    Dejar un comentario